Va a ser porque siempre me han gustado los videojuegos que me encantan los estudios que intentan demostrar que jugar puede ser positivo para el desarrollo de las capacidades cognitivas (siempre en su justa medida). Ya existen varios experimentos que afirman las mejoras que se producen en la coordinación ojo - mano y la rapidez de procesamiento cognitivo derivadas del uso de los videojuegos.


En el presente estudio han encontrado que es posible predecir la futura habilidad de una persona con los videojuegos dependiendo de lo desarrolladas que tenga determinadas partes del cerebro.

El estudio se ha llevado acabo en colaboración con varias universidades estadounidenses, primero escaneaban los cerebros a los 39 participantes para después ponerles a jugar a un juego llamado "Space Fortress", un juego parecido al "Geometry Wars" de los tiempos de la Atari. Las resultados del estudio fueron que los participantes con un núcleo accumbens mayor aprendían a jugar antes que el resto, o lo que es lo mismo tenían facilidad para el aprendizaje, y que los que tenían el núcleo caudado y el putamen más grande jugaban mejor que el resto cuando había distracciones, es decir, tenían una mejor concentración.



Este hallazgo, plantea diversas cuestiones, hasta ahora se pensaba que "más grande" no significaba necesariamente "mejor", el estudio a desmentido que en todas las zonas del cerebro esto sea verdad. Lo que a su vez, deja abierta la pregunta de si las mujeres con un volumen cerebral más pequeño que los hombres tendrían una desventaja en su constitución.

Ahora puede ser verdad eso de "¿Cuánto pesa tu cerebro?".