Durante el proceso de selección, es muy probable que te encuentres ante tests de personalidad y tests de aptitud. Hoy en día, estes tests son tan populares que los seleccionadores los administran a la mayoría de los aspirantes y para casi todos los puestos. Mientras la entrevista laboral valora tu comportamiento manifiesto, los tests de personalidade, o también conocidos cómo tests psicólogicos de personalidad, apuntan a lo más profundo, a descubrir aquellas áreas que quizás tú mismo desconoces, proporcionando a los evaluadores un perfil más global de tu personalidad.


El objetivo de estes tests es uno: combinar tu perfil psicotécnico de personalidad con el perfil requerido para el puesto, es decir, “filtrar” candidatos en un test de psicológia. Los tests más comunmente utilizados para selección de las mayores empresas son los tests son las evaluaciones de TEA, SHL y otros institutos.

Los seleccionadores y aquellas personas que administran las entrevistas de trabajo te dirán que no te preocupes por los tests de personalidad, que no te puedes entrenar para ellos. Quizás te resulte difícil aceptar la noción que, en realidad, puedes influenciar el test de personalidad. Sin embargo, debes saber que los seleccionadores se toman los resultados de los tests de personalidad muy seriamente y que en la mayoría de los trabajos puede ser un factor determinante respecto a tu idoneidad.

Te recomendo no subestimar la importancia de la preparación para los Tests de selección en general  y principalmente el test de personalidad. Los seleccionadores desean hacernos creer que no hay respuestas ‘correctas’ o ‘incorrectas’. Sin embargo, ya que estes  tests de personalidad intentan ser una herramienta objetiva, forzosamente habrá respuestas correctas e incorrectas, respuestas que se ajustan al perfil de personalidad que los seleccionadores están buscando.

Es superfluo indicar que la mayoría de nosotros no aspiraríamos a cargos que requieren un perfil totalmente opuesto al nuestro; por ejemplo, seria difícil creer que una persona tímida se presentaría para un puesto de ventas. Sin embargo, todos tenemos una gama de rasgos que pueden estar latentes en ciertos ambientes y manifiestos en otros.

Por ejemplo, puede que en el hogar yo tenga menos inhibiciones emocionales que en el trabajo; ¿Me convierte ello en una persona emocional o racional? Por lo tanto, entender los tests de personalidad puede evitar que cometamos errores insensatos y mejorará nuestras posibilidades de éxito. Los tests de personalidad tienen trampas que debes conocer antes de enfrentarte a lo verdadero.