En el momento de elegir una carrera, los jóvenes tienen que hacer un doble esfuerzo; por una parte, aceptar los cambios de su esquema corporal, propios de esa etapa de desarrollo para poder incorporarlos a su identidad; proceso que no es fácil y que a veces no permite ocuparse de otra cosa; y a la vez, deben realizar la difícil tarea de comprometerse con una profesión u oficio.

La elección de carrera se hace más difícil cuanto mayor es el espectro de las posibilidades que ofrece el contexto, por eso es necesario circunscribirse a las áreas con la que los jóvenes sienten afinidad, para luego conocer las carreras que incluye cada una.

Toda decisión no deberá nunca dejar de lado la demanda de ocupación laboral que ella le puede brindar.



La mayoría de los jóvenes sienten afinidad por varias áreas del campo ocupacional, de esta manera están en mejores condiciones para elegir una opción que les guste y que al mismo tiempo le permita trabajar, ni bien se reciban, en una ocupación bien remunerada.

Las carreras de mayor absorción de personal en la actualidad son las que pertenecen a las siguientes áreas:

1) Computación y Estadística.
2) Carreras tecnológicas
3) Ingenierías
4) Diseño
5) Química y Bioquímica.
6) Comercialización, Marketing y Publicidad
7) Administración y Economía
Servicios de Seguridad
9) Carreras Paramédicas
10) Logística, Distribución y Transporte

Las carreras que tienen una menor demanda laboral, pero con mejores perspectivas a mediano plazo son las siguientes:

1) Agronomía y Veterinaria
2) Ciencias Exactas y naturales
3) Geográficas y Meteorológicas

Las carreras que tienen posibilidades de inserción laboral sólo a largo plazo y de manera fluctuante son:

1) Ciencias Sociales
2) Docencia y Educación
3) Medicina
4) Derecho

Las carreras de escasa demanda laboral son:

1) Artísticas
2) Filosóficas o Históricas
3) Letras
4) Ciencias políticas
5) Diplomacia
6) Sociología
7) Psicología
Deportes

No obstante, es conveniente actualizar estos datos recurriendo a los avisos clasificados de los diarios más importantes o concurriendo a una consultora, para tener una evaluación aún más exacta, teniendo en cuenta que la realidad laboral cambia día a día.

Resulta operativo antes de decidirse por una carrera, hacer una encuesta a algunos profesionales que conozcan que estén desarrollando la carrera que han elegido, para obtener datos más específicos de una fuente aún más genuina.

Esta breve encuesta debe tratar de esclarecer los siguientes puntos:

1) De qué se trata la carrera específicamente
2) Campos de acción y descripción de tareas.
3) Demanda laboral y posibilidades reales
4) Remuneración promedio
5) Si la formación académica resulta suficiente
6) Qué habilidades específicas requiere
7) Si es una carrera costosa
Qué estilo de vida puede brindar
9) Posibilidades de crecimiento o perfeccionamiento
10) Lecturas recomendadas
11) Opiniones personales para un aspirante.

Las Universidades brindan todo tipo de información a los alumnos relacionada con las carreras que les interesan, como planes de estudio, becas, biblioteca disponible para los estudiantes, y demanda ocupacional.

Es muy importante ponerse en contacto con esas casas de estudio para familiarizarse con el ámbito académico; inclusive, participando como oyente en la dinámica de alguna clase.

En estos momentos existe demanda laboral para personal capacitado en funciones específicas, tanto en el ámbito empresarial como industrial, con certificados de estudios habilitantes.