Esta es una carrera corta que puede tener amplio campo de acción y permitir tener una empresa.

Para elegir esta actividad, se necesita ser una persona sociable, con capacidad de empatía, que tenga sentido estético y se sienta a gusto planificando fiestas o cualquier tipo de evento festivo o cultural, que disfrute con la gente, y que le agrade la música, el ruido y los espectáculos tanto diurnos como nocturnos.

Esta carrera requiere inteligencia práctica, una personalidad activa y con características de liderazgo, poder de decisión, habilidad para poder observar los detalles y facilidad para crear un ambiente armónico.


Las personas egresadas de estas carreras pueden dedicarse a la organización de toda clase de eventos, ya sean congresos, conferencias, fiestas, recepciones, agasajos, que exijan o no normas de ceremonial y protocolo.

Realizan sus funciones en conjunto con un equipo técnico, especialistas en distintas áreas, los cuales contribuyen a llevar adelante esta compleja tarea que requiere la combinación armoniosa y coordinada de distintas funciones.

Cada necesidad puede ser atendida por la persona especializada, por ejemplo, para el área artística lo adecuado es que esté a cargo de alguien que tenga la capacidad y los contactos para la contratación de los diferentes artistas, que se ocupe de proveer los elementos que se necesitan para montar el espectáculo, equipo de sonido, iluminación, etc., el traslado de los artistas, disponer de camarines o vestuarios aptos para tal fin, etc., y en el área de publicidad y marketing se necesitará alguien debidamente capacitado que coordine toda la actividad relacionada con la prensa y la difusión, etc.


También a nivel empresarial existe demanda laboral para esta actividad, como por ejemplo, organizar agendas privadas, servir como asesor de imagen, elegir la vestimenta para los distintos eventos profesionales, conocer los sitios adecuados para concurrir, instruir en cuanto a formalidades, modales o reglas de cortesía, atender personalidades extranjeras, saber sobre las costumbres sobresalientes de otros países, planificar viajes, contratar hoteles y diseñar todas las actividades.

Actualmente esta carrera está en auge y puede incluir servicios de catering, para fiestas, cenas, almuerzos o desayunos, alquiler de salones, organización de congresos en lugares turísticos combinando la actividad específica cultural con paseos y esparcimiento para los participantes.

Por lo general, un organizador de eventos utiliza servicios de terceros para brindar todos los servicios con óptimo resultado. Generalmente suelen ser sus proveedores habituales, permitiendo conformar un equipo de trabajo altamente especializado.

Las materias que se cursan en general son: Relaciones públicas, Oratoria Práctica en Ceremonial, Formación cultural, Comunicación, Inglés, Francés, Derecho Diplomático, Ceremonial, Congresos y Convenciones, Promoción y Publicidad, Recursos Humanos, Organización de Empresas, Psicología e Informática.

Existen numerosas instituciones en la Capital Federal de Argentina que brinda la capacitación adecuada en un máximo de tres años.

Algunas de ellas son las siguientes:

Universidad de Palermo, 2 años, Organización de Eventos

CEPEc Educación Superior, 2 años, Técnico en Ceremonial Empresario y 3 años Técnico Superior en RRPP y Ceremonial Empresario.

Instituto Superior de Protocolo de la República Argentina, 3 años, Técnico Superior en Ceremonial y Protocolo

CINEC, 6 meses a un año, Ceremonial y Protocolo, Organización de Eventos Empresarios y Sociales.

CEDEBA: 1 año, Ceremonial y Protocolo, y Organización de Eventos

Fundación de Altos Estudios en Ciencias Comerciales, 2 años, Técnico en Organización de Eventos y Espectáculos.

ISCEA, 2 años, Organización de Catering

IASE: 1 año, Asistente en Organización de Eventos y Ceremonial.

Instituto Gato Dumas: 1 año, Organización Integral de Eventos.


Fuente: Nuevas Carreras Cortas, 2009, Editorial Victoria