Para tener una mente joven la edad cronológica no es la condición esencial, porque una mente se mantiene siempre joven si continúa siempre creciendo, no importa la edad que se tenga.

La ciencia ha descubierto que el cerebro es un órgano dinámico que se reestructura en forma permanente y el concepto arcaico de que las personas adultas no regeneran más neuronas nuevas ha sido desechado por inconsistente.

Las últimas investigaciones realizadas en la Universidad norteamericana de Princeton afirman que el cerebro produce diariamente miles de neuronas nuevas a cualquier edad y las experiencias ayudan en ese proceso.


La mente joven se caracteriza por ser activa, curiosa y plena de vitalidad.[/i]

Si cambiamos nuestras antiguas creencias sobre la vejez, aprendemos lo que significa realmente envejecer, nos alimentamos en forma saludable, practicamos meditación todos los días, realizamos actividad física, nos mantenemos flexibles con nuestras ideas, le damos importancia a los afectos y seguimos siendo creativos; nos convertiremos en personas entusiastas sin edad, con facilidad para adaptarse, flexibles y espontáneas, que no recordarán su edad cronológica porque tendrán una edad biológica y psicológica muy inferior; y todas las células de su cuerpo funcionarán de acuerdo a ello.

Una mente entusiasta puede ver al mundo con asombro y alegría, como si todos los días lo viera por primera vez; las cosas más simples le parecerán maravillosas y disfrutarán del canto de un pájaro, de la brisa suave de una tarde apacible y cálida, de un árbol florido, de un cachorro recién nacido, del cielo estrellado y del perfume del césped recién cortado.

Las cosas que a las mentes envejecidas aferradas a las experiencias del pasado les resultan indiferentes, para una mente joven serán dignas de asombro, porque la mente joven es espontánea, no tiene condicionamientos y permanece abierta a todas las posibilidades y puede tolerar la ambigüedad sin necesidad de definiciones precisas.

Se puede aprender a ser espontáneo dejando emerger los deseos genuinos sin restricciones pre establecidas, atreviéndose a hacer diferente.

Atrévase hoy mismo a ser joven, ponga música y baile; llame a alguien que no ve hace mucho tiempo; aprenda a manejar una computadora si no sabe; memorice letras de canciones y cante; aprenda todas las funciones de su celular y practique; use ropa cómoda; cuide una planta, manténgase actualizado.

Recuerde que la juventud es movimiento, es tener sentido del humor, ganas de vivir, de saber, de relacionarse y de amar; y que la espontaneidad es una cualidad que termina con la monotonía y los antiguos hábitos que hacen la vida opaca y sin sentido.

Una mente joven se adapta a los cambios sin oponer resistencia, porque puede ver posibilidades nuevas aún en los peores momentos; tiene cualidades que hacen posible tener cada día un cuerpo más nuevo y fresco, porque la mente y el cuerpo son una unidad; puede ver la relación que hay en todas las cosas; es optimista, inquieta y desea aprender siempre; se atreve a todo, no tiene límites y cree que todo es posible; porque los límites son creaciones de las mentes viejas.

Fuente: “Rejuvenecer y vivir más”; Deepak Chopra; David Simon.